viernes, 8 de junio de 2012

La agricultura ecológica puede erradicar el hambre en el mundo


Muchos científicos y expertos internacionales especializados en el medio ambiente y la agricultura creen que la transición de la agricultura actual a gran escala a una agricultura ecológica aumentaría el suministro mundial de alimentos, y podría ser la solución para erradicar el hambre en el mundo.
Esta afirmación puede parecer sorprendente. Ya que la agricultura ecológica rechaza el uso de plaguicidas y fertilizantes sintéticos que hasta ahora se han considerado sinónimo de alto rendimiento agrícola.
Se daba por seguro que una transición a la agricultura ecológica provocaría en el planeta una producción insuficiente de alimentos y una masiva desforestación. La insuficiencia de abonos naturales menguaría la producción de alimentos y esto provocaría el aumento de las tierras de cultivo en detrimento de los bosques.
Pero diferentes estudios han dado resultados sorprendentes. Las explotaciones de agricultura ecológica tienen un rendimiento similar o incluso mayor que las de agricultura convencional.
Al examinar más de 200 estudios en los Estados Unidos y Europa se llega a la conclusión que la agricultura ecológica tiene un 80% de eficiencia comparada con la agricultura convencional. Nada que ver con la antigua creencia que el rendimiento de la agricultura ecológica es un tercio o la mitad del rendimiento de la agricultura tradicional.
Aun mucho mas importante, los estudios realizados en el tercer mundo, donde la falta de alimentos es una tragedia, demuestran que la diferencia de rendimiento entre agricultura ecológica y tradicional desaparece por completo. Como ejemplo un estudio de siete años que involucró a mil agricultores que cultivaban tres mil hectáreas en el distrito de Maikaal en el centro de la India. Este estudio en la India estableció que el promedio de producción de algodón y maíz fue un 20% mayor en las granjas de agricultura ecológica que en las explotaciones convencionales.
Hay que acabar con los prejuicios. La agricultura ecológica no es un lujo. Con el tiempo, décadas, una transición global a la agricultura ecológica es posible y puede aportar grandes beneficios económicos y ecológicos. Y por que no soñar con el fin del hambre en el mundo.